Vitamina C Liposomial

Vitamina C Liposomial es una vitamina C líquida presentada en forma liposomal.

Proporciona soluciones para el sistema nervioso (estrés, depresión, pérdida de memoria, ansiedad, ...), el sistema inmunitario (defensa del cuerpo) y es compatible con varios otros problemas de salud.

53,00 €
Cantidad

Vitamina C Liposomial es una vitamina C líquida presentada en forma liposomal. Como hemos explicado anteriormente, esta presentación ofrece muchas ventajas y acentúa el nivel de biodisponibilidad hasta el 98 %.

Aspectos generales

La vitamina C, descubierta en 1912, ha sido objeto de muchos estudios y fue utilizada por eminentes médicos e investigadores durante el siglo XX. Desde Casimir FUNK, su descubridor, hasta Mathias Rath, pasando por Linus Pauling (doble Premio Nobel de Química y de la Paz), el poder terapéutico de la vitamina C ya se ha demostrado de sobras.
Una carencia demostrada y unas aportaciones diarias inferiores a 10 mg provocan una muerte rápida por escorbuto. El agotamiento total de las reservas de vitamina C puede conducir a la disolución de los tejidos conjuntivos de todo el organismo y de los vasos sanguíneos en particular. Una aportación diaria de 10 a 60 mg entraña una muerte lenta debido a diversas afecciones. El consumo de 60 a 100 mg de vitamina C al día permite llevar una vida normal, pero durante la cual habrá probablemente degeneraciones y patologías frecuentes.

Una dosis de 2 g diarios de vitamina C conlleva un buen estado de salud y una buena resistencia a las infecciones. El consumo de 2 a 4 g diarios da lugar a una mejora del rendimiento físico e intelectual, así como a una mayor longevidad. En caso de sufrir patologías, las dosis se deben aumentar considerablemente. Lo dramático es que, en la actualidad, al menos la tercera parte de la población (incluso las personas que disfrutan de buena salud) tiene carencias de vitamina C.

Indicaciones terapéuticas 

1. Sistema nervioso

  • Estrés: uno de los factores más devastadores de nuestro mundo civilizado. 
  • Depresión: todos los trastornos relacionados con el sistema nervioso se podrían atribuir en parte a una carencia de vitamina C, ya que se asemejan a los primeros síntomas clínicos del escorbuto. 
  • Enfermedad de Alzheimer: parece que la vitamina C disuelve las placas de amiloide que se forman en el cerebro durante el desarrollo de la enfermedad Alzheimer.

2. Sistema inmunitario

La vitamina C es útil en todos los casos de infecciones: bacterianas, virales, micóticas o parasitarias, o en caso de contaminación por levaduras, ya que: 

  • Los leucocitos contienen una gran cantidad, más de 60 veces más que el plasma sanguíneo. Por lo tanto, una carencia puede afectar a su número y a su eficacia. 
  • Es indispensable para la síntesis de los anticuerpos y mejora la movilización de los glóbulos blancos en general y de los neutrófilos en particular.

3. Apoyo y acción en el cáncer

  • La vitamina C presenta una estructura molecular parecida a la de la glucosa, el carburante principal de las células cancerosas. Para penetrar en las células utiliza los mismos receptores que la glucosa. En una concentración alta, compite con la glucosa. La concentración en glucosa de las células malignas provoca que pasen hambre y las debilita, al privarlas de su fuente de energía favorita.
  • La vitamina C potencia la acción de la quimioterapia y la radioterapia. Protege las células sanas de los efectos destructivos de los antimitóticos y reduce los efectos tóxicos de la quimioterapia.


4. Desde un punto de vista general

  • Sea cual sea el motivo (medicamentos anestésicos, estrés, dolor, trastornos digestivos), los pacientes operados presentan niveles muy bajos de vitamina C. 
  • La vitamina C interviene en el metabolismo del colágeno que participa en la cicatrización.
  • Piedra angular de todos los protocolos antioxidantes, protege las células contra los radicales libres. 
  • Actúa en sinergia con la vitamina E (soluble en las grasas).
  • Permite el reciclaje del glutatión (otro antioxidante muy importante). 
  • Participa en la neutralización de determinados contaminantes: alcohol, pesticidas, hidrocarburos aromáticos o toxinas de setas como la amanita phalloides.
  • Actúa como trampa o quelante de ciertos metales: plomo, mercurio, aluminio, etc., y participa en su eliminación.

Consejos de uso

Recordatorio : 1 cucharadita de Vitamina C Liposomiale = 5 ml = 1 g de vitamina C liposomal es equivalente a 20 gramos de vitamina C.

Desde un punto de vista general – Estrés – Depresión – Ansiedad: dosis recomendada: 1 ml de Vitamina C Liposomial al día.

  • Operación – Convalecencia – Recuperación – Enfermedad de Alzheimer: en preoperatorio, peroperatorio y posoperatorio: 5 ml o gramos de Vitamina C Liposomial, 2 veces al día = 10 ml/día.
  • Se haya producido o no una intervención quirúrgica, esta recomendación también es válida para todo tipo de traumatismos, heridas, contusiones y fracturas.
  • Apoyo y acción en los cánceres (con quimioterapia / radioterapia): 5 ml o gramos de Vitamina C Liposomial, 3 veces al día = 15 ml/día.

Composición

En 1000 mg: Agua depurada – L-ascorbato sódico 225 mg (88,88 % de vitamina C) – Lecitina de soja desaceitada 80 mg (extracto de Glicina max) – Aroma de naranja (origen natural) – Sorbato de potasio.

Presentación

Frasco de 150 ml (producto líquido).

Observación

Vitamina C Liposomial se puede combinar con cualquier otro medicamento o complemento alimentario. No provoca efectos secundarios y se puede recomendar para todas las personas.

850
371 Artículos

Ficha técnica

Conditionnement
150 ml
Ingrédients
Eau purifiée – L-Ascorbate de sodium 245 mg (88,88 % de vitamine C) – Lécithine de soja 195 mg (Extraite de Glycine Max) – Acide ascorbique - Glycérol.

Los clientes que adquirieron este producto también compraron:

16 otros productos en la misma categoría: